Compañeros de viaje

María ha decido que le gustaría enamorarse.
Sentir que alguien piensa en ella.
Sentir que cuando algo bello le sucede, pueda compartirlo con la persona, con la que juntos vibrarán.
En sus 29 años, ha tenido amigos y algún novio, pero siente que quiere algo más.
¿ Compartir su vida, quizás ?
En su interior siente que no quiere hacer de madre de su pareja y tampoco desea que nadie la salve de nada, tampoco ser víctima , ni verdugo …. su sentir va más allá de todo esto …. siente que un compañero de viaje es lo justo para ella.
¡ Cupido lo sabe !
(Y María espera que le “gestione” bien su encargo.).

Generaciones anteriores a ella han vivido la pareja como una rutina diaria en la que uno es propiedad del otro. No se acuerda de haber visto a su madre y a su abuela de otro modo.
“El hombre tiene mujer versus la mujer es propiedad del hombre.
Y no se concibe de otro modo, pues la vida es dura y se hace lo que se puede.”

Quizás María es injusta al pensar así de sus abuelos y sus padres.
Quizás entre ellos hay un juego de pareja en el que un tercero no entiende ni debe entender.

María va más allá de estas vivencias ancestrales.
Agradecerles que le hayan mostrado este sistema de relacionarse, pues de este modo ella ha escogido decir NO a este formato de “convivencia” con su pareja.

Piensa que un compañero de viaje es mucho más que todo esto.
Es compartir, aprender juntos, sentir y emocionarse con la inmensidad que ofrece la vida, amarse y amar, caminar desde el ser consciente, reír y llorar, agradecer y soñar, …

” Yo soy consciente de mi camino de vida …. de mi evolución …. y desde este punto, comparto con mi compañero de viaje el camino… con complicidad, respeto y humildad”.
” … construimos juntos el presente”.
” … nuestras bases son firmes para caminar hacia el futuro”.

María duerme.
Siente en su interior que cupido está a su lado y que en el momento adecuado coincidirá en el punto de encuentro concreto con su compañero de viaje.
Su experiencia de vida la acompaña.
Y sabe que en algún punto de universo hay alguien que también ha escogido ser compañero de viaje de su alma gemela.
Y sueña que las almas gemelas se encuentran y que … ¡¡ así es !!

P.D: Entra en comentarios lo que tú te puedes proponer en tu día a día respecto a este tema.
Y para cualquier consulta, pongo a tu disposición el siguiente formulario de contacto.
Pulsa aquí.

Deja un comentario