Practica las Leyes Universales (La Ley de Dar)

El universo opera por medio de un intercambio dinámico… Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo. Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida.

La segunda Ley Universal es la Ley del Dar.
También podría llamarse la ley del dar y recibir porque el universo opera a través de un intercambio dinámico. Nada es estático.

Toda relación es una relación de dar y recibir.
El dar genera el recibir, y el recibir genera el dar.
Lo que sube debe bajar; lo que se va debe volver.
En realidad, recibir es lo mismo que dar, porque dar y recibir forman parte del flujo de la energía en el universo.
Y si detenemos el flujo de alguno de los dos, obstaculizamos la inercia de la naturaleza.

Como la sangre circula por nuestro cuerpo al igual esta energía fluye.
Si la sangre no circula , comienza a coagularse y a estancarse.
En el dar y recibir sucede lo mismo.
Por ello debemos dar y recibir a fin de mantener el fluir, para que cualquier cosa que deseemos en la vida pueda suceder, haciendo que esta energía circule permanentemente.

Al dar y al recibir, lo más importante es la intención.
La intención debe ser siempre crear felicidad para quien da y para quien recibe, porque la felicidad sostiene y sustenta la vida y por tanto, genera abundancia.

La mejor manera de poner en práctica esta Ley Universal, es tomando la decisión de que cada vez que contactemos con alguien, le ofrezcamos algo.
No necesariamente deben ser cosas materiales.
En realidad, las formas más poderosas de dar, no son materiales.
Regalos como el interesarse, prestar atención, dar afecto, aprecio y amor, son algunos de los más apreciados que se pueden dar y no cuestan nada.
Cuando nos encontremos con alguien, enviémosle en silencio un buen deseo de felicidad, alegría y bienestar. Esta forma de generosidad silenciosa, es muy poderosa.

Tomemos la decisión de dar, en todo lugar a donde vayamos y a quien quiera que veamos.
Mientras estemos dando, estaremos recibiendo.
Cuanto más demos, más confianza tendremos en los efectos de esta maravillosa ley.
Y a medida que recibamos más, también aumentará nuestra capacidad para dar.

Te propongo que pongas consciencia en el dar y en el recibir.
Ofrece tu actitud positiva, tus sentimientos de agradecimiento y el amor incondicional hacia el otro y a la vez agradece las muestras de afecto que recibas de los demás.

Cada pequeño detalle que hay en tu día a día, tanto si lo das como si lo recibes, que sea expresión de amor de esta ley Universal.
Con ello provocarás que la intención sea maravillosa.

Haz que forme parte de tu rutina y verás como circula esta maravillosa energía.

Comparte con todos nosotros,los detalles del dar y recibir que has vivido hoy.

¡ Estoy a tu lado !!

También te puede interesar :
Leyes Universales
Practica la Ley de Causa y Efecto 
Practica la Ley de la Potencialidad Pura

Un comentario sobre “Practica las Leyes Universales (La Ley de Dar)”

Deja un comentario