Practica Las leyes Universales. Ley del Menor Esfuerzo.

La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad… con despreocupación, con armonía y con amor.
Y cuando aprovechamos las fuerzas de la armonía, la alegría y el amor, creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.

Esta ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad y despreocupación.
Este es el principio de la menor acción, de la no resistencia.
Cuando aprendemos esta lección que nos enseña la naturaleza, satisfacemos con facilidad nuestros deseos.

Si observamos la naturaleza, veremos que ella utiliza un esfuerzo mínimo para funcionar.
La hierba no tiene que hacer ningún esfuerzo para crecer; sencillamente, crece.
Los peces sencillamente, nadan.
Las flores no hacen ningún esfuerzo para abrirse; se abren.
Las aves no se esfuerzan para volar; sencillamente, vuelan.
Y la Tierra no se esfuerza para girar sobre su eje; es su naturaleza girar a velocidad en el espacio.
Es la naturaleza de un bebé, ser feliz.
Es la naturaleza del sol, brillar.

En la filosofía milenaria de la India, este principio se conoce como economía de esfuerzo, o “hacer menos para lograr más”.
Al final, llegamos al estado en que sin hacer nada, lo realizamos todo.

La ley del menor esfuerzo tiene tres parámetros para ponerla en funcionamiento;
El primer componente es la Aceptación.
Aceptar la situación, las circunstancias, las personas tal y como se presenten.
Cada momento, es como debe ser.
Aceptamos las cosas como son, no como quisiéramos que fueran en este momento.
Podemos desear que las cosas sean diferentes en el futuro, pero en este momento, debemos aceptarlas como son.

El segundo componente es la Responsabilidad.
Significa no culpar a nadie o a nada, ni siquiera a nosotros mismos, de nuestra situación.
Una vez aceptada una circunstancia, responsabilidad significa la capacidad de tener una respuesta positiva a la situación tal como es en ese momento.
En todos los problemas hay una posible oportunidad y es lo que nos permite aprovechar el momento y transformarlo en una situación positiva para nosotros.
Interpretar la realidad de un modo positivo nos convertirá en maestros de nuestra vida y será una oportunidad fantástica para evolucionar como seres universales.
Puede que haya un significado oculto en una circunstancia difícil, que sirve para nuestra evolución.

El tercer componente es abandonar la actitud defensiva, la necesidad de convencer a los demás de algo.
Evitar la necesidad imperiosa de tener la razón.
Evitar culpar a los demás.
Esta actitud provoca resistencia y por ello genera una energía que desperdiciamos totalmente.
Hemos de ser como la caña, que ante la tempestad es muy flexible.
No necesitamos justificarnos.
Comprometámonos a seguir el camino de la no resistencia.
Pues este es el camino a través del cual la inteligencia de la naturaleza se desarrolla espontáneamente, sin resistencia ni esfuerzo.

Cuando alcancemos la combinación de aceptación, responsabilidad e indefensión, sentiremos la facilidad con que fluye la vida.

Pondré en funcionamiento esta Ley del menor esfuerzo;

1. Practicaré la aceptación.
Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los sucesos tal como se presenten.
Sabré que este momento es como debe ser, porque todo el universo es como debe ser.
No lucharé contra todo el universo, poniéndome en contra del momento presente.

2. Habiendo aceptado las cosas como son, aceptaré la responsabilidad de mi situación y de todos los sucesos que percibo como problemas.
Sé que asumir la responsabilidad significa no culpar a nada ni a nadie de mi situación y eso me incluye a mí.
También sé que todo problema es una oportunidad de crecer como ser Universal.

3. Hoy mi conciencia renunciará a la necesidad de defender mi punto de vista.
No sentiré la necesidad de convencer o persuadir a los demás.
Permaneceré abierto a todas las opiniones sin aferrarme a ninguna de ellas.

Y al final de la descripción de esta maravillosa Ley, os diría ;
¿ Cómo saber que es lo fácil en una situación ?
Para nunca equivocarnos, debemos preguntarnos;
¿ Qué haría el AMOR en esta situación ?
Si lo que escojo, me beneficia a mí y a mí entorno, esta es la decisión correcta a tomar.

Ponle en práctica hoy mismo.
Sus beneficios son maravillosos.
¡ Vivirás la vida más fácil !

Comparte, cuando quieras, tus emociones y vivencias acerca de esta Ley.
¡ Gracias !!

También te puede interesa :

La Ley de la Potencialidad Pura.
La Ley de Dar.
La Ley de Causa Efecto.

2 comentarios sobre “Practica Las leyes Universales. Ley del Menor Esfuerzo.”

Deja un comentario